Diferentes ingredientes.
Diferentes resultados.

Como en la mayoría de los aspectos de la vida, se recoge lo que se siembra. En lo referente a la receta secreta de Alpha, hay una selección de «ingredientes» que hemos ido escogiendo a lo largo de los años: unas combinaciones infrecuentes y, a menudo, opuestas, que por consiguiente arrojan resultados muy diferentes para nuestros clientes.

Una empresa del índice AIM 100,
con menos de 100 empleados.

A pesar de ser una empresa del FTSE AIM 100, hemos llegado donde estamos hoy sin dejar de ser un equipo unido y centrado en ofrecer unas soluciones de alta calidad a clientes de alta calidad.

Centrándonos en la calidad en lugar de en la cantidad, tanto en lo referente a nuestros clientes como a nuestros empleados, hemos podido prestar un servicio especializado que evoluciona rápidamente para satisfacer sus necesidades, con independencia de lo complejas que sean o la celeridad con la que surjan.

50% público. 50% socios.

Cotizada en la Bolsa de Valores de Londres, en torno al 50 % de Alpha es propiedad de entidades respetadas globalmente, así como de inversores privados.  El otro 50 % está en manos de nuestro equipo.

En consecuencia, se verá trabajando con socios de primera mano en la primera línea del negocio: personas que no solo están comprometidas con lograr los mejores resultados para usted, sino que gozan del respaldo y los recursos para hacerlos realidad.

Un historial de 10 años.
La mentalidad del primer día.

En lo referente a nuestras soluciones, estamos en constante evolución.

Esto significa que además de tener la confianza de tratar con una empresa consolidada, nunca tendrá que soportar las lentas y obsoletas soluciones que normalmente acarrean las compañías tradicionales.

Por añadidura, gracias a la reputación que nos precede, hemos podido forjar exclusivas alianzas con entidades globales líderes, ofreciendo así mejores capacidades y un alcance verdaderamente internacional.

Al mismo tiempo, seguimos siendo conscientes de que la innovación no versa sobre crear nuevos productos, sino sobre generar un nuevo valor.  Innovar por innovar redunda en una mayor complejidad.  Y la complejidad acaba con las empresas.

Grandes ideas, egos pequeños.

Hemos hecho de Alpha una empresa en la que las mejores ideas siempre ganan, con independencia de dónde provengan.

Las mejores ideas pueden dimanar de las personas con menos experiencia, al igual que las peores pueden venir de las que más atesoran.  Ese es el motivo por el que no dejamos que las críticas nos hieran ni las alabanzas se nos suban a la cabeza.

Como equipo, dejamos a un lado nuestros egos y, así, nos aseguramos de que nada se interponga en el ascenso de las mejores ideas hasta llegar a la cima.

Especialistas, no generalistas.

Cada una de nuestras soluciones está liderada por especialistas específicos, lo que garantiza que las organizaciones con las que trabajamos solo reciben los mejores conocimientos y la máxima experiencia. Si no lo ha hecho aún, puede descubrir cómo apoyamos a los clientes de cada uno de estos ámbitos a continuación.

cobertura Pagos Cobros cuentas